septiembre 2008


Me detengo en vos, un poco, un rato también en vos, a mirarte así, y me acuerdo.

Un viejo nick con el que solías chatear, decía:

Las cosas se me acercan, y yo sigo intacto”.-

Eso que suele ser insondable para vos, eso que no captás… y en algún punto tenés razón, nadie se anima a bregar por la muerte de los códigos. De alguna manera tu coherencia dentro de la incoherencia de a veces me despierta: lo tácito debería dejarnos pasar, la única manera de estar seguros de algo es la certeza de que el mundo es literalmente eso.

“–Mami, sabés, hoy me peleé con Justo.

Uh, bueno, Pato…otra vez…qué querés que te diga…

No, mami, esperá….me peleé con Justo, pero pasó algo MUY extraño

–¿Y qué pasó?

Bueno,– me peleé con Justo cuando empezó la mañana, yo estaba MUY enojado, y él también…él entonces me dijo que ya no sería más mi amigo,……y no me habló nunca más… pero cuando salimos de la escuela, pasó algo muy extraño: Justo ya había salido, yo estaba guardando las cosas, y Gerónimo me dice: “¡mirá, Patricio, mirá la ventana ! “, y yo le decía: “basta, Gero, que estoy apurado”… y Gero me decía: “dale, dale, mirá la ventana, mirá…” Entonces le dije: ” uff, está bien, qué pasa…” , y miré para la ventana,… y estaba Justo mirándome, sonreía y me hacía un saludo de “chau”, así, con la manito, y me tiraba como un besito…La verdad que no entiendo, mami……¿qué le pasa a Justo?…”

A Justo le pasa….le pasa que es un nene muy bueno, y que te quiere mucho, y te voy a dar un consejo: ¿sabés qué? mañana cuando lo veas, no le preguntes nada, andá muy tranquilo y ponete a jugar con él como siempre, como si nada hubiera pasado…

–¡ Pero…pero SI ESTAMOS PELEADOS…! …Ay, mami, mami… vos, Justo, Gerónimo, todos…yo no sé…TAN TODOS LOCOS

———————————————————. “Aspergers: Uno cada 1300”