Poemas de un día y de otro día – enero 2007

 Lento poema de sábado a la noche – anotación de luz con pluma de fierro y tinta negra – verano, ya- – agobio tras la virazón del día – perdurante – el ejercicio mitiga un poco tánto – la cada letra parece de rocío – de leche de nube – de caricia de río – desanudado, el tiempo pasa rápido y réquete rápido – eso me da alegría – alivio – celebro con lento poema – adrede, a propósito – impermanencia, hay – tránsito como de andadura – el lenguaje se queda por acá, calladito – imitándome . . .

*  Anoto en domingo ojalá poema mientras llueve agua del ojalá cielo y tengo las manos del cuerpo sensitivo puestas a disposición de la luz permanente –  Yo no sé si la luz dictará algo transmigo, digamos, querrá comunicar otra vez un consuelo – Estoy anotando a salvo de intemperie

una letra graciosa que saluda y espera y sonríe – Las

gotas caen dejándose oir de a una milagro del misterio y

allí está el poema . . . 

Anuncios