Patricio es mío, tiene 6 años. No le gusta la religión.

Opina que el niño Jesús no existe, porque creció y lo mataron.

Pero Dios– dice Patricio –sí existe.

Dios sí.

Es una amenaza que está en el cielo”.

Anuncios