EXTRAMUROS

Ante las nunca habidas pero eficientes puertas de la ciudad

emergen unos toldos de lata y unas tareas sin palabra

y se establecen afuera, perfectamente afuera

y desde allí penetran las nunca habidas pero cerradas puertas de la ciudad

rociando nuestros ocios con un tema de charla que tampoco perdura…

el instinto de esa gente conoce…

escuchan las electricidades al tocar los envases y las cenizas del consumo

que alimenta la carne y la presunción, es decir la materia y la ignorancia

es decir la creencia y la ajenidad (estoy tratando de algo decir)

de nosotros los no menos transitorios y mudables…

forman la hilera para el examen de las hojarascas domésticas…

contratan apenas pactando la transacción que los enladrillados

creemos gananciosa para nuestro ciudadano privilegiado beneficio…

en así aprenden cómo

y se preparan a heredar el mundo.

……………………………………………………………………… ………………………………………………………………

Anuncios